top of page

EXPLORANDO NUEVAS ALTERNATIVAS PARA LA SOSTENIBILIDAD FINANCIERA: EL CASO DE ASOCIACIÓN POP NO´J.


En el marco de la iniciativa Conectando Caminos del Proyecto M, Kubadili acompañó a la Asociación Pop No´j en la creación de una nueva estrategia de sostenibilidad financiera que contemple la generación de ingresos propios.


“Ha sido un espacio importante, porque no siempre nos damos el tiempo para pensar y buscar alternativas, sino que muchas veces caemos en la inercia del trabajo de lo que estamos haciendo y no revisamos o pensamos mejor como hacer”. Juan José Hurtado Paz y Paz, director de la Asociación Pop No’j, resumía así el proceso de acompañamiento que la organización emprendió con Kubadili.


Pop No’j, que tiene su sede en Ciudad de Guatemala, es una asociación civil que acompaña los procesos de organización, formación y participación del Pueblo Maya, respetando sus derechos, identidad y cosmovisión. En el año 2010, al observar que el fenómeno migratorio atravesaba de manera directa a las personas y comunidades indígenas, decidió crear el Eje de Migración de Pop No’j: una serie de programas que promueven los derechos de las personas migrantes, sobre todo de aquellas pertenecientes a grupos vulnerables (como mujeres y niños).



Como aliada del Programa de Migración de HIP, Pop No’j forma parte del Proyecto M; un programa de fortalecimiento de las organizaciones que trabajan con y por las personas migrantes en todo Latinoamérica. En base a ello, durante el 2022 la organización guatemalteca fue seleccionada para participar de la iniciativa “Conectando Caminos”; a través de la cual recibió el apoyo de Kubadili en un proceso de fortalecimiento que implicó 9 meses de recorrido. Durante los tres primeros meses, Pop No´j recorrió un camino de acompañamiento en el eje de adaptabilidad organizacional; mientras que, en la segunda etapa del proceso -que implicó los 6 meses restantes-, la organización transitó un curso de aprendizaje en sostenibilidad financiera.


LA SOSTENIBILIDAD FINANCIERA SE HACE AL ANDAR


Tras completar la primera etapa del proceso de acompañamiento, Pop No’j se planteó enfrentar un nuevo desafío junto a Kubadili: desarrollar una estrategia de sostenibilidad financiera que contemplase la generación de ingresos propios y que le permita a la organización disminuir su dependencia de fondos externos o de donantes. “Antes del proceso, estábamos con ideas poco definidas, sin establecer o hacer nada respecto a la búsqueda de fuentes alternativas de financiamiento”, destacó William Cuxil, Coordinador del Programa de Juventudes e integrante del equipo de sostenibilidad.


El equipo de Pop No´j y Claudia Pappalettera, facilitadora de Kubadili, en pleno encuentro. Fotografía: Kubadili.


Con el reto planteado, los equipos de Pop No’j y Kubadili se pusieron manos a la obra: juntos, lograron identificar los objetivos de largo plazo de la organización en materia de sostenibilidad y aquellos resultados claves a corto plazo que fueran valiosos para todos los miembros de Pop No’j.

El camino para determinarlos, sin embargo, no fue fácil. Gran parte del equipo de Pop No´j expresó que fue complejo pensar formas y fuentes alternativas de ingreso que tuvieran la capacidad de sostener a la institución y todos sus proyectos en un contexto económico y político que, sentían, era limitante y complejo para una organización sin fines de lucro.


DE LA REFLEXIÓN A LA ACCIÓN: EL DESAFÍO DE PONER EN MARCHA EXPERIMENTOS DE SOSTENIBILIDAD


A pesar de estos obstáculos, Pop No´j pudo definir con éxito los pilares para elaborar una propuesta de sostenibilidad fuera de los esquemas tradicionales de donaciones. Y, tras ello, comenzaron a plantear diferentes acciones para operativizar el plan: el ofrecer talleres y charlas, generar conocimiento que pueda ser compartido con universidades, institutos y organismos de gobierno y producir agendas y organizadores que tengan el sello estético propio de la cultura maya.



Actividad realizada por el equipo de Pop No´j en la herramienta Mural durante el proceso de acompañamiento. En ella, se les planteó un desafío a resolver de forma colaborativa: desarrollar un modelo de sostenibilidad que les permita financiarse reduciendo el riesgo de dependencia de donaciones. Fotografía: Kubadili.



Para lograr esto, el equipo consideró que uno de los momentos más valiosos del proceso de acompañamiento fue el encontrar ciertas fortalezas en diferentes integrantes de la organización que antes no eran tan visibles. Esto, en conjunto con el aprendizaje de metodologías y herramientas ágiles como la determinación de objetivos SMART o la planificación adaptativa, fue crucial para construir conjuntamente un nuevo modelo de sostenibilidad financiera para la organización.


Una de las imágenes promocionales de las agendas diseñadas por el equipo de Pop No´j durante el proceso de acompañamiento de sostenibilidad financiera. Imagen: Asociación Pop No´j


Algunas de las acciones ideadas por el equipo de Pop No´j no tardaron en dar fruto: a partir de las últimas instancias del proceso, el equipo de sostenibilidad comenzó a desarrollar un plan para vender agendas a través de sus redes sociales. Con entusiasmo, Juan José señaló que aún están analizando cómo agilizar esta experiencia, pero aseguró que este es un primer gran paso para articular una estrategia de generación de ingresos que fortalezca la sostenibilidad financiera y resiliencia de Pop No´j.

Con una gran sonrisa, Fredy Sitaví -responsable de Comunicación de Pop No’j- destaca: “Si no estuviera este acompañamiento y estos espacios de construcción, creo que no podríamos tener la experiencia y nos quedaríamos en el diálogo y las reflexiones”.




28 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page